Ayúdalos para que nunca les falte el alimento en su hogar, dótalos de un corazón fuerte  pero bondadoso para que en la adversidad la unión en la familia se fortalezca, regálales la sabiduría que necesitan para guiar a este niño por la senda del bien, de la honradez y apóyalos para que lo sepan orientar en la religión. Muchos se encomiendan en este día a Nuestra Señora de la Dulce Espera pidiendo con una fe que no hay palabras que puedan describirla, bendecir sus vientres o darle la oportunidad de poder ser madres. Toda mujer anhela en determinado momento de su vida, disfrutar la bendición más grande que Dios pueda concederle; albergar dentro de su vientre la vida de un nuevo ser; es por ello que aquí, Te presentamos la poderosa oración a la misericordiosa Virgen de la Dulce Espera, en este artículo te enseñaremos a rezar correctamente!. Jamás olvides, que cuando hagas la novena lo primero que debes hacer es pedir que se haga la voluntad de Dios. Su celebración se lleva a cabo en las Vísperas Navideñas, específicamente del 17 al 23 de diciembre y se trata de una imagen que desde que fue descubierta, describe a una Virgen que cuenta con un circulo en el abdomen que simula el embarazo y en diversas ocasiones se logra observar la imagen de una Virgen que tiene la imagen de Jesús dibujada o esculpida en su barriga, aunque en la actualidad no se ve con mucha frecuencia esta imagen. Virgen Santa de la dulce espera, Madre adoradora de la vida, me pongo en tus manos y me entrego enteramente a ti, con todo el amor de mi corazón, te amo y creo en tu infinita bondad, Señora nuestra, has que se cumpla en mí el mandato divino de “creced y multiplicaos”, te suplico en esta oración a la virgen de la dulce espera, ayúdame con la gracia de la maternidad. Virgen  de la Dulce Espera. Un día, La terminar de participar celebraciones según las costumbres se hacía, María y José se regresaron; pero se percataron de que Jesús no estaba con ellos, había permanecido en Jerusalén, sin que lo supieran ellos se dieran cuenta. Para María y José esto no fue muy claro, no le comprendieron a lo que se refería pero ella como madre siempre guardaría ese recuerdo en su corazón. Virgen  de la Dulce Espera. El embarazo de María transcurrió normalmente, José se desposó con la virgen y juntos esperaron la llegada del niño. En todas las misas que se realizan se bendicen a las mujeres embarazadas, a las estériles y a las que esperan poder tener el privilegio de adoptar, adicionalmente se realiza la bendición de los bebes recién nacidos, y la tradición es la entrega de escarpines realmente hermosos ese día. Amén. Dios nos quiere felices, plenos y realizados;  es importante buscar su auxilio. Cuando estamos cerca de Él, las dificultades se hacen pequeñas, las respuestas oportunas se hacen visibles y el encuentro con la felicidad aparece con rapidez. Aquí queremos ofrecerte la milagrosa Oración a la Virgen de la Dulce Espera, para que conversando íntimamente con nuestra sagrada madre, en esta maravillosa advocación, puedas sentirte segura, protegida y confiada. La adoración por la Santísima Virgen de la Dulce Espera es una de las más veneradas, Nuestra Señora de la Dulce Espera es una imagen de la Virgen María en aquellos días cuando en sus entrañas albergaba con gozo al divino redentor, bendice y protege a todas aquellas mujeres quienes estando en cinta invoquen su protección. Aunque, la devoción por la Virgen de la Dulce Espera comenzó en Argentina con la instalación de una hermosa imagen de Piedra en la Parroquia Inmaculada, por lo que a partir del 15 de Mayo del año 1980 se entronizó esta Virgen, la cual fue una donación de España a Argentina. Dulce Virgen María tú que obedientemente aceptaste la misión de convertirte en madre del redentor y salvador del mundo, te pido humildemente escuches las peticiones que te hago. Permítenos ver  las necesidades de quienes nos rodean para  que no permanezcamos indiferentes ante el dolor y que tengamos la capacidad de ofrecer la ayuda y el alivio a quien nos  necesite y así podamos  alcanzar paz y tranquilidad en nuestro  ser. El terreno donde esta fue construida, pertenecía a la fábrica textil Victoria, cosa que no fue casualidad, ya que en ella ya estaba instalada la Gruta de Lourdes, lugar en el que el mes de Maria era celebrado, permitiendo así que esta fuera visitada de manera muy seguida. Y para concluir no olvides que, Dios nos ha creado para ser seres felices, pues somos hecho a su imagen y semejanza. Virgen  de la Dulce Espera. Para alcanzar la serenidad y seguridad necesaria durante los meses de gestación y posteriormente durante el momento del parto, las futuras madres se encomiendan con esperanza y fe a la Virgen de la Dulce Espera. Ya finalizando se hace la entrega de los escarpines bendecidos a las que estaban por dar a luz. Amén. Tú valiosa intersección ante dios ha sido el regalo más hermoso que he recibido, pues me ha permitido vivir la dulce experiencia de albergar vida dentro de mí. Es la viva imagen del amor y la  misericordia . Generalmente le pedimos,  a nuestra madre celestial, la gracia de salir en cinta; o  por la salud del bebé que se está formando o para agradecerle el habernos concedido la hermosa bendición de ser madres. Ilumínanos Madre de la Dulce Espera para que la fe en dios esté siempre presente en nuestros corazones. 25/04/2018 – En Estación María hoy te invitamos a recorrer la historia de la Virgen de la Dulce Espera en nuestro país. Te lo pedimos virgencita milagrosa, ejemplo  de maternidad, tú que ascendiste al cielo y estas junto a tu hijo amadísimo no nos desampares. Enaltece la gloria de Dios pues él es su salvador,  porqué mirando su bondad, vocación de servirle aún a pesar de su sencillez. Y  desde el cielo nos auxilia y protege dándonos su santa bendición. El siempre esta atento a nuestros deseos y conoce lo que es mejor para cada uno de nosotros. Misericordiosa virgen María, te suplico que no  desampares a aquellas madres que en el momento de la llegada de su bebé, se encuentran sin pareja o sin familia. Madre Santísima, humildemente acudimos ante ti,  para suplicarte que nos ayudes a crecer como familia, que el amor que nos une crezca cada día. Te rogamos amadísima virgen a ti,  que de madre terrenal te convertiste en madre universal que alejes de nuestra vida toda tentación y creencia que no permita nuestra cercanía con Dios.